Presoterapia durante el embarazo - SIZEN España

Envío gratis. Entrega en 24/48h. 15 días de prueba. 2 años de garantía.

Presoterapia durante el embarazo

El embarazo es una etapa crucial en la vida de toda mujer, ya sean primerizas o den a luz a más de un hijo. Los efectos del embarazo pueden depender de múltiples factores, provocando cambios de mayor o menor relevancia en el físico de cada mujer.
Y aunque el cuerpo femenino está preparado evolutivamente para gestar nueva vida, no es que sea de goma o pueda revertir su estado siempre con la misma facilidad y rapidez. Pasamos a hablar sobre la presoterapia durante el embarazo.

Presoterapia durante el embarazo

Nueve meses son muchos, viviendo muchos hermosos instantes, pero también una creciente, nunca mejor dicho, sobrecarga tanto en la estructura ósea como en la musculatura. Por tanto, es muy importante cuidarse apropiadamente y la Presoterapia puede ser la mejor aliada de cualquier futura mamá.

Verse y sentirse bien, ayuda también a disfrutar mucho más de una etapa que debe recordarse siempre con alegría y positividad. Es vital no sólo que el bebé esté en óptimas condiciones, sino que también lo esté su madre, pues gesta y transporta la nueva vida en sus entrañas.

Presoterapia durante el embarazo: ¡CÓMO Y CUÁNDO APLICARLA!

En los primeros meses de embarazo, se produce un gran cambio hormonal y en los últimos, un aumento del riego y presión sanguínea debido al crecimiento del feto.
Será entonces frecuente que la mujer se queje de pesadez en las piernas, hormigueo o dolor, hinchazón sobre todo en los tobillos y la aparición de varices.
El Sistema Linfático, encargado de reconducir los fluidos corporales con efectos depurativos para todo el organismo, se ve también afectado, produciéndose la acumulación de líquidos entre los tejidos.
Es por tanto aconsejable que al cuarto mes de gestación como muy tarde, nos planteemos las sesiones de Presoterapia durante el embarazo.

CÓMO BENEFICIA LA PRESOTERAPIA A LA MUJER EMBARAZADA

Acumulación de líquidos, hinchazón y mala circulación sanguínea, sobre todo en las piernas, suelen ser comunes durante la gestación. Todo esto puede derivar en celulitis, varices, estrías y flaccidez.
Y si bien todos estos cambios son naturales, podemos combatirlos y seguramente reducirlos en gran medida mediante la Presoterapia. Las sesiones regulares ayudarán a:

  • Estimular el Sistema Linfático reconduciendo más fácilmente los líquidos.
  • Deshacer posibles edemas o evitar su aparición.
  • Reducir la hinchazón y el hormigueo.
  • Mejora el aspecto de la piel en general que también depende de un mejor riego sanguíneo.
  • Reducir o deshacer nódulos de grasa.
  • Previene la Trombosis Venosa que puede presentarse en los últimos meses o durante el parto.
  • Aumentar la autoestima de la mamá, sintiéndose más a gusto con su cuerpo. Si te ves bien, te sientes bien anímicamente. 
  • Aunque aplicada generalmente a las piernas, por ser la parte que más sufre el sobrepeso propio del embarazo, también podemos aplicarla a los brazos con la prenda correspondiente, dado que algunas mujeres también padecen hinchazón y hormigueo en sus manos.
Presoterapia durante el embarazo

¿CONTRAINDICACIONES? Qué se puede y qué no se puede hacer

  • El uso de la Presoterapia no está indicado en los primeros 3 meses de embarazo. 
  • NUNCA debe aplicarse la Presoterapia sobre el vientre, incluyendo la zona más baja, sobre el pubis. Sólo en las piernas es aconsejable pues no daña ni a la madre ni al feto.
  • La intensidad de las sesiones, deberá determinarla cada caso en particular. Esto es algo que dependerá del estado en el que se encuentre cada mamá. 

CONSEJOS ADICIONALES:

  • Realizar algo de actividad física durante todo el embarazo para mantener la musculatura tonificada y una mejor circulación sanguínea. Salir a pasear a diario, la natación, el yoga, practicar estiramientos…
  • Seguir una dieta ligera pero completa, evitando fritos, grasas saturadas y dulces en general, y muy especialmente la bollería.
  • Beber unos 2 litros de agua al día.
  • Vestir ropa holgada y a poder ser de algodón, y nada que presione. 
  • Aplicar de tanto en tanto duchas frías en las piernas, en sentido circular y ascendente.
  • Posicionar las piernas en alto unos minutos – 10-15 – todos los días.
  • Dormir bien todos los días; un mínimo de 8 horas. 

Terminamos este artículo, recordando también que después del parto, el cuerpo necesitará de su tiempo para recuperarse plenamente. La Presoterapia post-parto no sólo es aconsejable sino tan beneficiosa o más que la presoterapia durante el embarazo.

Tienes la opción de acudir a un centro de estética o aprovechar las ventajas que hoy día te ofrece un equipo de Presoterapia individual, transportable y de fácil uso, en tu propio hogar o donde sea. Por supuesto, la segunda opción es siempre más ventajosa. Ahorrarás mucho dinero y tú decidirás cuándo realizar las sesiones, sin tener que adaptarte a otra agenda que no sea la tuya.

¡Feliz embarazo y recuperación a todas las mamás!

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
El carrito está vacío.
ebook-presoterapia-2 sizen

Descubre los beneficios de la presoterapia

Te contamos todo lo que necesitas saber de este tratamiento y nadie te explica.

Presoterapia SIZEN 6+

Participa en nuestro SORTEO y gana una SIZEN 6+

¿Conoces los beneficios de la presoterapia en casa? Tenemos preparado un divertido TRIVIAL, entre todos los participantes vamos a sortear una SIZEN 6+ valorada en 900€.

En SIZEN utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando o pulsas el botón "De acuerdo", estás aceptando su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies.

1
¡Hola! Bienvenido a SIZEN ¿Tienes alguna duda? Estamos deseando ayudarte. Escríbenos y te responderemos lo antes posible.