Envío gratis. 15 días de prueba. 2 años de garantía.

Guía de Contraindicaciones de la Presoterapia

Te presentamos esta guía de contraindicaciones de la presoterapia, normalmente la presoterapia suele ser segura para personas adultas de todas las edades. No supone riesgo, pues hablamos de una presión moderada que difícilmente dañaría los tejidos. Además, su técnica no es invasiva ni dolorosa. Pero ojo, que por inocua que parezca, la presoterapia no está indicada en ciertos casos y un aumento del flujo linfático y sanguíneo, podría ser contraproducente. Sí, parece mentira y paradójico, que efectuándose exterioriormente, el drenaje linfático tenga un impacto tan profundo, ¿verdad? Así que del mismo modo que no podemos ignorar ninguna condición o enfermedad, no debemos tomarnos la presoterapia a la ligera.

Ya hemos mencionado algunas de las principales contraindicaciones en otros artículos, pero en este, nos dedicamos exclusivamente a este asunto. Algo así como una guía de contraindicaciones de la presoterapia, lo más completa posible. Obviamente, no es una guía médica y mucho menos una enciclopedia, pero sí una orientación sobre las contraindicaciones que hay que tener más en cuenta y el tipo de especialista al que deberías consultar si padeces alguno de estos problemas. Siempre es bueno hablar con un profesional médico sobre las posibles contraindicaciones de la presoterapia. Adelante con la guía de contraindicaciones de la presoterapia…

Sizen Shorts de Glúteo y cadera

Contraindicaciones de la presoterapia en Problemas circulatorios

Trombosis Venosa Profunda (TVP): El masaje podría desplazar el trombo a otra área del cuerpo y causar peores consecuencias.

Flebitis: Es una inflamación venosa acompañada de coágulos de sangre. Aplicando presoterapia, se corre el mismo riesgo que si padecemos trombosis. 

Trombosis de la vena pélvica profunda: Por el mismo motivo que con las dos anteriores afecciones, el trombo podría desplazarse.

Arterosclerosis: La presoterapia podría romper los vasos sanguíneos o propagar los trombos que acompañan esta dolencia.

Hipertensión: La presoterapia puede incrementar una presión arterial ya de por sí alta. 

Hipotensión: Lo contrario a la hipertensión. En ciertos casos, un masaje a baja presión puede facilitar un retorno venoso lento e insuficiente, pero es mejor consultar al cardiólogo o angiólogo (especialista en el sistema venoso y arterial) antes de usar la presoterapia.

Insuficiencia Venosa III: Insuficiencia venosa en fase 3 es ya severa severa y crónica. Generalmente ha desarrollado enfermedad varicosa -dilatación permanente de las venas- , una alteración en las válvulas venosas y trombosis. 

Contraindicaciones de la presoterapia en problemas de hígado, riñón e inflamaciones víricas / bacterianas

Insuficiencia hepática: Mal funcionamiento del hígado, generalmente provocado por el virus de la Hepatitis o la toma de medicamentos como el Acetominofén. No debes usar la presoterapia hasta que se haya erradicado el virus o corregido la función del hígado.

Insuficiencia renal: La insuficiencia hepática suele desembocar también en insuficiencia renal o puede tener otras causas. La presoterapia podría ayudar pero también empeorar la situación. Su uso es arriesgado ante una insuficiencia severa o si te estás sometiendo a diálisis para ecacuar la orina que tus riñones no pueden procesar. En este proceso se filtra también parte del fluido linfático – linfa – por lo que aumentar un drenaje ya potenciado por la diálisis podría desequilibrar más tu sistema linfático. El especialista al que debes consultar es el nefrólogo.

Infección urinaria o de vejiga: Como sucedería con cualquier otra infección, la presoterapia puede extender y estimular más la infección. 

Diabetes: Un problema crónico y muy delicado. Dependiendo del tipo y del estado general de  salud, la presoterapia puede ir bien o no. Si bien muchas personas diabéticas con una condición estable y piel sana,  se benefician de los masajes, hay riesgos importantes. Un masaje que cubra gran parte del cuerpo puede alterar el azúcar en sangre y hasta desencadenar un episodio hipoglucémico. Hay estudios que demuestran una bajada de entre 20 y 40 puntos. Y cuidado si hay neuropatía periférica.

Afecta a la sensibilidad nerviosa, pudiendo provocar dolor o por el contrario, no pemitir que se perciba la presión ejercida. Un alto porcentaje de personas diabéticas padecen también neuropatías, sobre todos las que llevan sufriendo la enfermedad 25 años o más. La falta de sensibilidad o dolor intenso suele afectar a los nervios más alejados del cerebro – en  extremidades – así que puede ser arriesgado usar la presoterapia. Asegúrate consultando a un endocrinólogo.

Inflamación aguda: Algunos virus, bacterias, venenos o alérgenos causan inflamación aguda con enrojecimiento, dolor y fiebre en la zona afectada. La infección debe tratarse antes de que el drenaje linfático remueva contaminantes, virus o bacterias hacia los canales linfáticos y se propaguen por el organismo, ya que éste tiene su propio sistema de eliminación mediante la fagocitosis, que es el proceso mediante el cual ciertas células digieren partículas nocivas.

Contraindicaciones de la presoterapia en problemas de corazón

Ninguna cardiopatía o enfermedad coronaria tolera la presoterapia, ya que estimula la circulación y exige un mayor esfuerzo al corazón.También debes abstenerte si tienes implantado un marcapasos.

Angina de pecho: Enfermedad provocada por deterioro y obstrucción de las arterias del corazón (arteriosclerosis coronaria), al acumularse colesterol y lípidos – grasas – en ellas, impidiendo que el corazón reciba suficiente sangre. Como sucede con la hipertensión, que también puede contribuir a padecer angina de pecho, no se recomienda la presoterapia pues exige un esfuerzo extra a un corazón incapacitado.

Contraindicaciones de la presoterapia en problemas abdominales

Hay riesgo de acrecentar una alteración en los intestinos cuando se padece inflamación u obstrucción intestinal, diverticulosis o una irritación o infección en la vejiga. 

Aneurisma aórtico abdominal: Sucede cuando la parte inferior de la arteria principal del cuerpo, la aorta, se debilita e inflama. Si es tu problema, corres el riesgo de rotura arterial. Esto puede provocar dolor abdominal intenso y persistente, de espalda, glúteos y piernas, causar mareos, náuseas, vómitos, sudoración y frío o presión arterial baja. Es un problema también circulatorio, así que se requiere la intervención médica e incluso quirúrgica antes de poder usar la presoterapia.

Intestino permeable: Cuando pierdes flora bacteriana, las toxinas traspasan los tejidos del intestino y migran fuera de él. Esta condición puede ser puntual o estar provocada por males mayores. Si no existe una enfermedad más grave como un linfoma, deberías poder restaurar tu flora y equilibrar la población bacteriana antes de usar la presoterapia. También podría haberse provocado edema abdominal. Es la forma que tiene el organismo de proteger sus tejidos y órganos. Este edema es delicado pues se encuentran flotando en él todas las toxinas que han traspasado los intestinos. Cuidado porque podemos empeorar la situación.  En casos severos, se podría llegar a introducir una cánula para extraer el líquido. Es conveniente consultar a un gastroenterólogo.

Diverticulosis: Se produce cuando bacterias o heces quedan atrapadas en el colon o intestino grueso. Se caracteriza por un desequilibrio bacteriano y causa dolor abdominal, fiebre e irregularidad en el tránsito y evacuación de heces.  La mitad de la población la padece después de los 60 años. Debemos consultar a un gastroenterólogo.

Contraindicaciones de la presoterapia en enfermedades linfáticas

Linfedema: Acumulación de líquido linfático en los tejidos. Puede ser primario o congénito que conlleva déficit de vasos linfáticos y de linfa. Así, otros tejidos no reciben lo suficiente. Puede ser de nacimiento o aparecer a distintas edades. O puede ser secundario benigno o maligno. El benigno puede estar causado por una inflamación, traumatismo, tratamiento farmacológico o parásitos y el maligno, por un tumor comprime los vasos linfáticos. Mujeres que han sufrido cáncer de mama y cuyos vasos linfáticos hayan sido destruidos por una intervención quirúrgica, suelen sufrir de linfedema secundario. Dependiendo de cada caso, se podrá usar presoterapia o no. Otros problemas linfáticos pueden incluir infecciones, bloqueos o cáncer. Si tienes problemas linfáticos,  consulta al angiólogo o a un cirujano vascular especializado en patologías linfáticas. En esta guía de contraindicaciones de la presoterapia encontrarás otras patologías.

Contraindicaciones de la presoterapia en otras enfermedades

Enfermedad o Inflamación de Sudeck: Se trata de un síndrome de dolor regional complejo  que afecta a las extremidades (pies, piernas, brazos y manos). La causa puede haber sido una enfermedad o lesión que haya dañado indirectamente algún nervio de la zona afectada. Este tipo de dolor intenso no suele tolerar bien el masaje de presoterapia.

Esclerodermia: Es una compleja asociación de enfermedades que puede afectar sólo a la piel o a diversos órganos y sistemas. Una de sus manifestaciones comunes es el endurecimiento y estiramiento de la piel y tejidos conjuntivos. También suele dañar los vasos sanguíneos. Por ello, la presoterapia no está indicada. 

Paresia Espástica: Es una enfermedad rara parapléjica que puede ser hereditaria. Consiste en la degeneración neuronal motora, provocando rigidez muscular, provocando que incluso los dedos se retraigan permanentemente y en el debilitamiento progresivo de brazos y piernas. Si bien la presoterapia así como diversos tratamientos de fisioterapia pueden ayudar mucho a personas con muchos tipos de paraplejia o parálisis, es mejor consultar antes a un médico especializado antes de contar con la presoterapia como una herramienta más de rehabilitación. El abordaje terapéutico de este tipo de parálisis suele involucrar a un equipo multidisciplinar formado por neurólogos, fisioterapeutas y traumatólogos.

Tuberculosis: Infección provocada por una bacteria que forma nódulos o tubérculos en los tejidos, afectando a distintos órganos y en especial a pulmones. Entre sus síntomas, la fiebre es uno de ellos. No podemos aplicar presoterapia mientras haya cualquier infección bacteriana y la fiebre indica precisamente infección del tipo que sea. Debemos consultar al neumólogo. 

joselito embajador Sizen

Contraindicaciones de la presoterapia en problemas cutáneos o en los tejidos

Eccemas agudos, erupciones cutáneas, llagas, daño tisular – en tejidos – como en el caso de la dermatolipisclerosis, úlceras en piernas o heridas abiertas tanto externas como internas – causadas por cirugía – pueden empeorar con la presoterapia. Tampoco debes aplicarla sobre una zona que haya recibido punciones o inyecciones. La presoterapia estimula la circulación linfática y sanguínea, pudiendo extender cualquier infección. Consulta a un reumatólogo si has sufrido rotura ósea o tienes osteoporosis antes de usar la presoterapia.

Tatuajes: Si te han tatuado recientemente, mejor espera un tiempo a que piel y tejidos se hayan recuperado de la punción e inflamación. Si no padeces ningún problema de salud, una piel tatuada ya recuperada no es incompatible con la preso!

Contraindicaciones de la presoterapia en alteraciones hormonales

Hipotiroidismo o hipertiroidismo: Alteración de la glándula tiroidea, situada en el cuello. El primero significa que hay menos productividad hormonal y el segundo que hay más. Sus hormonas determinan el ritmo y funcionamiento de todo el metabolismo. La presoterapia puede hacerse si el problema está bajo control. Existen tratamientos farmacológicos que compensan o estabilizan la producción hormonal de esta glándula. El hipertiroidismo también puede causar angina de pecho, pudiendo estar ambos problemas enlazados. 

Contraindicaciones de la presoterapia en Cáncer y tratamientos oncológicos

Si tienes cáncer o un tumor maligno o estás bajo tratamiento oncológico, la presoterapia no es para ti. Podría facilitar la liberación de más radicales libres e incluso acelerar la metástasis.

Neoplasia:Formación anormal en cualquier parte del cuerpo, de un tejido tumoral que puede ser benigno o maligno. No siempre es sinónimo de cáncer. Hasta que no se determine su naturaleza, no sabremos con certeza si podemos usar la presoterapia. El oncólogo es el especialista en cáncer y tumores que podrá sacarnos de dudas.

Contraindicaciones de la presoterapia en Niños y adolescentes

Se puede usar la presoterapia sólo a partir de los 18 años de edad. Esta es la edad a la que hoy día, alcanzamos de media, la madurez biológica. Antes, el organismo está aún en desarrollo y la producción hormonal es inestable. 

Contraindicaciones de la presoterapia en la 3ª Edad

A partir de los 70 años, la presoterapia puede aplicarse pero a una presión por debajo de los 120 mmHg. Dependido de la salud de cada persona, un médico geriatra podrá aconsejar sobre esto.

Contraindicaciones de la presoterapia en personas obesas

Una persona adulta con un índice de masa corporal – IMC – de entre 30 y 39.9 se considera  obesa. Un 40 o superior, ya es hablar de obesidad extrema. Y cuando el sobrepeso es aún mayor, estamos ante una obesidad mórbida. La presoterapia no sólo no causaría efecto notable alguno en estas condiciones físicas, sino que asociados a la obesidad se dan múltiples problemas de circulación, linfáticos, de corazón…Una persona obesa debe ponerse inmediatamente en manos de un endocrino. En varias fases, su tratamiento también implicará una exhaustiva dieta, ejercicio y finalmente cirugía. Sólo con un peso ideal o con pocos quilos de más es aconsejable y ofrece resultados visibles y palpables la presoterapia. 

Posibles efectos adversos de la presoterapia:

En raras ocasiones y dependiendo de cada condición, una presión alta puede provocar dolor muscular o ligera irritación -rojez- en algunas zonas en las que  las prendas de compresión han estado más en contacto con la piel.

Esperamos que esta guía de contraindicaciones de la presoterapia te haya resultado útil y orientativa. El mayor compromiso de SIZEN es que las personas se beneficien de su presoterapia siempre con un uso responsable con respecto a su salud y condición física. Ahora ya sabes que en ciertos casos tu cuerpo podría tolerar e incluso agradecer un tratamiento de presoterapia, pero que en otros es mejor abstenerte.

Esta guía también se ha redactado con el fin de despejar dudas  a la hora de adquirir un equipo de presoterapia para casa, ya sea para ti o para otra persona cuyo estado de salud no sea del todo satisfactorio y creas que puede mejorar gracias a un mejor drenaje linfático y circulación. En cualquier caso, te deseamos a ti y a tus seres queridos, una larga vida acompañada de la mejor salud posible. Hasta aquí la guía de contraindicaciones de la presoterapia sin duda hemos aclarado un montón de posibles dudas sobre los usos de la presoterapia.

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

SIZEN es presoterapia...
¡y mucho más!

¿Quieres participar en sorteos? Aprovechar nuestras promociones exclusivas, conseguir descuentos, descubrir el lanzamiento de nuevo producto o estar informado sobre la presoterapia y conseguir contenidos exclusivos. ¡Suscríbete!

Carrito
El carrito está vacío.

¡Ya casi está!

Recibirás un e-mail para que confirmes tu suscripción.

ebook-presoterapia-2 sizen

Descubre los beneficios de la presoterapia

Te contamos todo lo que necesitas saber de este tratamiento y nadie te explica.

Presoterapia SIZEN 6+

Participa en nuestro SORTEO y gana una SIZEN 6+

¿Conoces los beneficios de la presoterapia en casa? Tenemos preparado un divertido TRIVIAL, entre todos los participantes vamos a sortear una SIZEN 6+ valorada en 900€.

En SIZEN utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando o pulsas el botón "De acuerdo", estás aceptando su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies.

1
¡Hola! Bienvenido a SIZEN ¿Tienes alguna duda? Estamos deseando ayudarte. Escríbenos y te responderemos lo antes posible.