¿Cómo adelgazar con presoterapia? - SIZEN España

Envío gratis. Entrega en 24/48h. 15 días de prueba. 2 años de garantía.

¿Cómo adelgazar con presoterapia?

¿Cómo adelgazar con presoterapia? De entrada, dejemos claro que la Presoterapia NO ADELGAZA. Y menos aún como único método con este fin. Es importante insistir este punto para no llevar a engaños o falsas expectativas. Ya explicamos en otros artículos, que ningún método funciona sin otro complementario. Ni comer menos o más ligero adelgaza si no te mueves y tampoco pierdes peso si te mueves pero sigues comiendo de todo, sin criterio nutricional y a todas horas. Esencialmente, todo tiene que compensarse equilibradamente para que la ecuación cuadre y de el resultado esperado. Por supuesto, el principal requerimiento es que aportes a esto paciencia, buena voluntad y constancia.

Clara camacho embajadora Sizen
Clara camacho embajadora Sizen

Sin esfuerzo por tu parte, adelgazar con Presoterapia o como sea, no es posible. Hablamos de la vida real y no de ciencia-ficción. Lo que sí hace la Presoterapia es ayudar o facilitar el proceso de adelgazamiento. Digamos que la Presoterapia es un tratamiento de apoyo que sí permite lograr tu objetivo con más facilidad y rapidez. Así que no te dejes engañar por anuncios sensacionalistas, o convencer por quien te diga que sólo bastarán algunas sesiones para perder peso, porque esto no funciona así. Que te digan que adelgazar con Presoterapia es coser y cantar es poco menos que cruel.

En SIZEN lo tenemos claro: queremos gente contenta y satisfecha con la Presoterapia pero también con un conocimiento básico y un enfoque realista sobre el complejo proceso que a fin de cuentas es mantenerse en forma y con unos niveles óptimos de salud y bienestar. Y esto es aplicable a todos, tanto si somos deportistas como si no. ¿Es por tanto posible adelgazar con Presoterapia? Sí, pero sigue leyendo para comprender cómo la Presoterapia surte efecto al combinarse proporcionadamente con otras medidas.

Cómo te ayuda la Presoterapia a perder peso 

Si te has decidido a recurrir a la Presoterapia para adelgazar, has escogido inteligentemente. Teniendo en cuenta lo que hemos apuntado anteriormente, te valdrás de este tratamiento como una ayuda extra que potenciará todo lo demás. Comprendiendo que parte del sobrepeso pueda deberse a la retención de líquidos además de una circulación o sistema linfático deficientes, la Presoterapia puede ayudar mucho a reconducir toda esa materia desechable. Seguramente, si llevas un tiempo con sobrepeso, también estarás padeciendo de celulitis, de forma más notable en piernas y glúteos. Aquí es donde también actúa con eficacia la Presoterapia. Debido a una alteración en el tejido celular subcutáneo, la eliminación de desechos y el procesamiento de las grasas no se producen correctamente. Se producen entonces esos nódulos de grasa -y también agua- que forman lo que conocemos como celulitis o “piel de naranja”. 

Sizen Faja Abdominal
Sizen Faja Abdominal

Normalmente, los compuestos nutritivos deberían transportarse debidamente a las células y el sistema linfático debería hacer lo propio drenando los desechos, pero si esto falla, obtenemos la incómoda, anti-estética e incluso dolorosa inflamación y celulitis. Eliminando por tanto gran parte de la grasa y el fluido retenido, afinaremos la figura, remodelando el contorno y perdiendo volumen. En resumen, es mediante un drenaje linfático que nos ayuda a perder peso la Presoterapia. El movimiento constante y con presión sobre la zona tratada, mueve toda esa grasa, fluidos y desechos estancados. Así es cómo te ayuda la Presoterapia a perder peso; moviendo tu sangre, oxigenando las células y eliminando toxinas. Un gran empujón y estímulo para tu sistema linfático. Al mismo tiempo, el tono muscular mejora y también gana la piel una mayor elasticidad.

La ecuación equilibrada de factores para perder peso:

Realmente son pocas las medidas que debes adoptar, pero eso sí, muy concretas y no aceptan excusas. Las cosas se hacen bien o no se hacen. Y “quien algo quiere, algo le cuesta”. Un dicho que suena ciertamente muy lapidario, pero es que en esto de perder peso no existen medias tintas. Y cuando ya tenemos un sobrepeso considerable y queremos librarnos de él, ha llegado el momento de asimilar que perder peso depende de una serie de factores que sólo combinados de manera equilibrada nos proporcionarán los resultados deseados.

  • Aceptar que todo el poder está en primer lugar en tu mente: Si deseas con firmeza y convencimiento un cambio positivo en tu forma física, ya es un buen comienzo. El siguiente paso lógico es “ponerse botas a la obra”.
  • Efectuar los cambios precisos en tu dieta. Consulta con un especialista en Nutrición que evalúe tu caso. Unos análisis médicos previos tampoco van mal. Así sabrás si tienes déficit o exceso de algún nutriente en particular y esto servirá de gran utilidad a la hora de elaborar tu plan de comidas. También va bien confirmar si existen desequilibrios hormonales o un mal funcionamiento de glándulas. Por supuesto, todo esto también podría estar influyendo en que ganemos peso. Y recuerda que comer no siempre es lo mismo que nutrirse y alimentarse. Un cambio en la dieta puede ser tan duro como caminar cuesta arriba bajo un sol abrasador, pero ¿sabes qué? En unos días tu organismo se habitúa al cambio y comienza a manifestarlo tanto exterior como interiormente. Algo que se ve y se siente.

Una buena hidratación… ¡Es clave!

  • Bebe agua con generosidad. Si tienes una retención de líquido es muy probable que no tengas los hábitos de hidratación correctos. Todo tu organismo se revitaliza y depura cuando le das el agua que necesita diariamente. No olvides que el metabolismo y todos los órganos fallan y en cadena cuando no los hidratamos. El agua es para nuestro organismo como el aceite para los engranajes de un motor!
  • Practica algo de ejercicio físico. Al menos durante 45 mins o 1 hora, unas 2-3 veces por semana. 
  • Dedícale unos 30-45 mins al tratamiento de Presoterapia tantos días como puedas – no existen contraindicaciones – aunque si practicas algo de deporte 2-3 veces por semana, un masaje de Presoterapia después del ejercicio puede ser ideal también no sólo para ir moldeando tu figura, sino también como excelente método de recuperación deportiva. 
  • Si necesitas reducir volumen en varias zonas, considera el uso no sólo de botas de Presoterapia sino también de shorts o pantalones, faja e incluso manguitos para los brazos. Dependiendo de cuánta grasa y fluido tengas acumulados y de las zonas afectadas, así deberás adoptar un tratamiento de Presoterapia más o menos ampliado.

Esa y no otra es la ecuación de factores para perder peso. Cíñete a estas cuatro reglas y pronto podrás ceñirte esos vaqueros estrechos que quedaron en el fondo del armario o cualquier otra prenda que de momento y hasta sentirte completamente a gusto con tu figura, no te atreves a ponerte.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
El carrito está vacío.
ebook-presoterapia-2 sizen

Descubre los beneficios de la presoterapia

Te contamos todo lo que necesitas saber de este tratamiento y nadie te explica.

Presoterapia SIZEN 6+

Participa en nuestro SORTEO y gana una SIZEN 6+

¿Conoces los beneficios de la presoterapia en casa? Tenemos preparado un divertido TRIVIAL, entre todos los participantes vamos a sortear una SIZEN 6+ valorada en 900€.

En SIZEN utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando o pulsas el botón "De acuerdo", estás aceptando su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies.

1
¡Hola! Bienvenido a SIZEN ¿Tienes alguna duda? Estamos deseando ayudarte. Escríbenos y te responderemos lo antes posible.