La acumulación de grasa es uno de los principales retos a la hora de adelgazar, uno de los tipos más comunes de grasa localizada se encuentra en las caderas. Las razones por las que se produce una acumulación de grasa en el abdomen y las caderas pueden ser por sedentarismo, el más común, aunque también por malos hábitos nutritivos o cambios repentinos de la rutina.

La grasa de las caderas se puede quitar relativamente fácil siguiendo unos buenos hábitos alimenticios, bebiendo la cantidad adecuada de agua y adoptando una rutina de ejercicios acorde a los resultados que se espera obtener.

Consejos para eliminar la grasa

La grasa en las caderas es totalmente común, de hecho, es uno de los lugares del cuerpo más comunes para almacenar grasa. En algunas ocasiones esta tendencia a la acumulación de grasa en las caderas puede ser hereditaria, en otras se puede deber a cambios en los hábitos alimenticios o en las rutinas del día a día volviéndose más sedentarias. En todos los casos se puede revertir la acumulación de grasa en las caderas, aunque siempre será más sencillo en aquellos casos en los que no es hereditario.

La mayoría de los consejos que se pueden dar implican un cambio total en la rutina y los hábitos alimenticios para conseguir eliminar esa grasa indeseada. Cada tipo de grasa se elimina de una forma distinta, en este caso la grasa de las caderas se quema realizando ejercicio cardiovascular y adoptando unos buenos hábitos de alimentación, así como cuidar especialmente la hidratación corporal.

Una vez que te hayas decidido por eliminar la grasa de las caderas, debes tener en cuenta que todos los efectos de los buenos hábitos mencionados anteriormente van a tardar en ser apreciables, al menos tendrás que esperar entre 3 y 4 semanas. Los efectos no se van a notar antes cuanto más ejercicio hagas, al contrario, corres el riesgo de sufrir un efecto rebote en el momento en el que no realices ejercicio cardiovascular en cierto plazo de tiempo.

Ejercicio cardiovascular

Antes que nada, no olvides que el ejercicio simplemente es un complemento a una buena alimentación, es totalmente inútil que realices altas dosis de ejercicio cardiovascular si no sigues unos buenos hábitos nutritivos. El ejercicio cardiovascular es perfecto para gastar energía y te permite quemar grasa de forma más fácil.

Algunos ejemplos de ejercicio cardiovascular para quemar grasa en las caderas pueden ser subir y bajar escaleras, hacer sentadillas y abdominales, puedes combinar estos tres ejercicios en distintas series o centrarte en aquel que más te guste. Es recomendable que al empezar las series sean más cortas y vayas incrementando el número de ellas conforme avanzan los días.

Otros ejercicios que puedes tener en cuenta son saltar a la cuerda o hacer bicicleta, estos ejercicios implican un gasto de energía mayor que los anteriores aunque sus efectos son algo más generales, pueden ser muy útiles si no solo quieres perder grasa en las caderas.

Beber mucha agua

El consumo de agua influye en la desintoxicación del organismo y ayuda a mejorar su rendimiento a la hora de hacer deporte, una mala hidratación favorece un mejor rendimiento físico y mental, también reduce el ritmo del cuerpo para gastar energía.

Lo recomendable es beber entre 6 a 8 vasos de agua al día, entre los que se pueden incluir zumos, batidos o caldos. La ingesta de agua antes de las comidas puede generar una mayor sensación de saciedad, por lo que se reduce la tendencia a picar entre horas.

Controlar el consumo de agua es totalmente inútil si no tienes unos buenos hábitos alimenticios, es esencial evitar comer alimentos poco saludables como procesados, con alto contenido en grasas o muy ricos en azúcares.

Reducir las bebidas azucaradas

Un elevado índice de azúcar en sangre está relacionado con alteraciones metabólicas que tienen una clara tendencia hacia acumular más grasa de la que el cuerpo necesita. Una dieta muy rica en azúcares va a dificultar perder peso, el cuerpo humano necesita esa cantidad de azúcar y tiende a almacenarlo, ese exceso de azúcar se termina convirtiendo en grasa, la cual se puede acumular en cualquier parte del cuerpo, en este caso en las caderas.

El azúcar está presente en prácticamente cualquier alimento, pero existen algunos que debes controlar especialmente por su alto contenido y su poco valor nutritivo, este es el caso de la mayoría de las bebidas.

Bajar el consumo de sodio

El elevado consumo de sodio está relacionado con hipertensión arterial y una retención de líquidos por encima de la normal, a la larga estos líquidos se pueden acumular en forma de grasa y pueden presentar un obstáculo a la hora de perder peso. El sodio también es el causante de la celulitis, una afección cutánea que es especialmente común en las caderas.

Los alimentos más ricos en sodio son el queso, la carne y el pescado en conserva, aceitunas, acelga, espinacas, pepinillos, apio, agua y bebidas con gas, col y productos ahumados. Muchos de estos alimentos forman parte de la nutrición diaria más elemental, para reducir el consumo de sodio tendrás que controlar la asiduidad con la que consumes estos productos.

Consumir más proteínas

Esto puede chocar con el punto anterior pero lo cierto es que las proteínas son un complemento perfecto a la actividad deportiva, las proteínas proporcionan energía al cuerpo. Las proteínas ayudan en la formación de masa muscular. Debes tener en cuenta que tienen que ser proteínas relativamente bajas en grasas.

Comer antioxidantes

Los alimentos ricos en antioxidantes, junto con un correcto consumo de agua, ayudan a desintoxicar los residuos del organismo, cualquier alimento rico en vitamina A, B, C, E, calcio, ácido fólico, fósforo, fibra, potasio y magnesio puede ser perfecto. Los alimentos más ricos en antioxidantes son el plátano (potasio y azúcares naturales), la espinaca (proteína, fibra y minerales), cítricos (vitamina C, E y potasio), brócoli (vitamina A, C, fibra y ácido fólico), espinacas(proteínas, vitaminas, fibra y minerales) y manzana (vitaminas, minerales y fibra).

batidos presoterapia estética sizen

Tratamientos para perder grasa en la cadera

Si el ejercicio cardiovascular y unos buenos hábitos de vida no son efectivos, existen una serie de tratamientos que ayudan a eliminar la grasa localizada en las caderas, también conocida como cartucheras. Entre estos tratamientos destaca por su efectividad la presoterapia.

Tratamiento con Presoterapia

La presoterapia es un método que funciona a la hora de reduccir de grasa localizada, favorece el drenaje linfático y en la mayoría de las ocasiones consigue reducir los hinchazones y reducir la retención de líquidos.

Gracias a sesiones programadas de presoterapia, podrás reducir esa grasa concentrada en la zona de las caderas y abdominal con mayor velocidad siempre que sigas los consejos que hemos comentado anteriormente.

Tratamiento con Ondas Electromagnéticas

Las ondas electromagnéticas de alta frecuencia es un tratamiento que ayuda a reducir y eliminar de la grasa localizada en las caderas ya que favorece el drenaje linfático, la producción de colágeno y también permite combatir la flacidez y eliminación de arrugas.