Envío gratis. Entrega en 24/48h. 15 días de prueba. 2 años de garantía.

Piernas cansadas y presoterapia

¿Sientes que no puedes con tus piernas? ¿Pesan como costales de harina? ¿Debilidad, dolor, pinchazos, fatiga? Si la respuesta es afirmativa, debes empezar a mimar tus piernas un poquito más. Algo no está funcionando bien así que enseguida vamos a ver qué problemas asociados acaban provocando esta dolencia que se conoce en el argot médico como síndrome de las piernas cansadas. Nos vamos a centrar en conocer el síndrome de piernas cansadas y presoterapia.

SÍNDROME DE LAS PIERNAS CANSADAS: Dolencias del Sistema Linfático y Circulatorio

Pesadez en las piernas, hinchazón, edemas, linfoedemas, varices, arañas vasculares, pies, piernas y caderas frías, dolor al pellizcar la pierna…Todo suele estar relacionado con lo mismo: Mala circulación sanguínea y un Sistema Linfático que no está pudiendo efectuar bien su labor. Ya hemos explicado en otro artículo lo esencial que es el Sistema Linfático y su fluido vital, la linfa. Pues bien, muchas de las molestias que puedes estar sintiendo en las piernas, manifiestan un drenaje linfático deficiente.

Tratamiento de Presoterapia para combatir las VARICES

Y cuando tu cuerpo no es capaz de procesar bien todos los desechos, comienzan los problemas de salud, entre ellos y uno de los más frecuentes, el síndrome de las piernas cansadas. Eso sí, tampoco olvidemos la circulación sanguínea. Una mala circulación se debe normalmente a un retorno venoso insuficiente u obstaculizado. Pero relacionados o no, los problemas tanto circulatorios como linfáticos podrían acabar de la mano y derivando en múltiples patologías si no se atajan cuanto antes. 

¿POR QUÉ ME DUELEN TANTO LAS PIERNAS?

Todos hemos oído cuando no dicho nosotros mismos eso de “¿por qué me duelen tanto las piernas?”. Y muchas veces lo achacamos a simple cansancio. Pero ojo, porque si este dolor se está haciendo crónico, el problema seguramente sea mucho menos superficial de lo que creemos. Veamos por qué duelen tanto y de manera crónica las piernas:

Los ganglios linfáticos se encargan de expulsar grasas y toxinas del cuerpo. Pero algunos factores pueden intervenir y hacerle el trabajo poco menos que imposible. Cambios bruscos de temperatura, una mala alimentación, el sedentarismo y la falta de ejercicio físico o un exceso de toxinas pueden estar obstaculizando tu Sistema Linfático. La linfa no puede entonces eliminar cualquier desecho con inevitables y nefastos resultados: Circulación más lenta , hinchazón y dolores. Una tortura. Y no estamos hablando necesariamente de personas entradas ya en la tercera edad. Se puede ser muy joven y padecer de piernas cansadas.

Sizen Shorts de Glúteo y cadera

Y tampoco hablamos exclusivamente de personas con un sobrepeso considerable. Obviamente, un sobrepeso importante ya predispone a la pesadez, mala circulación, dolores o fatiga. Y cuando nuestro cuerpo siente dolor, nos está comunicando que no se siente bien, que necesita un cambio. ¿Puede ayudar un tratamiento de Presoterapia a eliminar estos síntomas? ¡Por supuesto que sí! Pero como siempre aconsejamos, las sesiones de Presoterapia, aunque muy aconsejables para tus piernas cansadas, deben acompañarse de otras medidas para que todo fluya, nunca mejor dicho.

¡Sigue nuestros consejos!

  • Primeramente, consulta con un médico. Que evalúe tu condición física y confirme si puedes seguir estos consejos sin inconveniencia para tu salud. Si no existen desequilibrios hormonales, problemas cardíacos o venosos graves o enfermedades que la impidan, la Presoterapia puede ser la terapia indicada e infalible para combatir las piernas cansadas.
  • Ante todo, alimentación equilibrada,  nutritiva y correcta. Que abunden más en tu dieta  frutas y verduras. Y pasa de la sal. No es buena y disfraza los sabores. Algún plato con sal un par de veces al mes, no mata a nadie, pero no le des protagonismo diario en tu menú. Créenos, te acostumbrarás a comer sin ella y redescubrirás tu paladar. Sustitúyela por especias y adereza con aceite de oliva virgen y semillas. Reduce al máximo las grasas, los procesados y las frituras y resiste a la tentación de la bollería industrial. El Diablo aguarda agazapado en cada estante del supermercado, sí, y es duro pasar de largo, pero si hay personas que salen de adicciones terriblemente peores, tú también puedes superar algo así.

La importancia de la hidratación

  • Bebe agua. Ni más ni menos de la que tu cuerpo necesita. Ingiere a diario entre 2 y 3 litros. Otra parte de agua la puedes obtener de frutas o ensaladas. ¡Que sean tus tentempiés favoritos! Prueba también de tanto en tanto alguna infusión diurética (alcachofa+zarzaparrila es ideal para depurarte bien). 
  • ¡Muévete! Eso de “ya me muevo bastante en el trabajo” no le hace justicia a tu cuerpo. Muchas horas en un asiento o de pie pero apenas caminando en pocos metros cuadrados, pasan factura a tus piernas y a todo tu Sistema Circulatorio y Linfático. Detente unos minutos para realizar estiramientos, trotar un poco o dar un pequeño paseo aunque sea en tu lugar de trabajo. 
  • Haz ejercicio físico. El cuerpo humano recibe bien el ejercicio físico porque de hecho lo necesita para mantener sus sistemas vivos en el más amplio sentido de la palabra. Si no te va mucho lo de correr, el ciclismo, el gym…prueba a poner tu musicón favorito y baila durante unos 40 mins. como mínimo. Y baila con ganas, como si no hubiese un mañana. ¿Que llevas mucho tiempo sin hacer deporte? Parecerá que el hígado se te sale por la boca, pero en unos días tu cuerpo se habrá habituado agradecidamente a la nueva rutina. Y ten una buena botella de agua a mano.

Descansa al menos 8 horas

  • Descansa y duerme lo suficiente. Nuestro ritmo de vida ya es demasiado frenético y agitado como para que le restes descanso a tus piernas y al resto de tu cuerpo. Haz algún parón a media jornada si trabajas todo el día. Pon las piernas en alto y lee un ratito, por ejemplo. Duerme al menos 8 horas diarias. 
  • No olvides el drenaje linfático. Usar un equipo de Presoterapia te puede ayudar mucho a reconducir todo el líquido retenido y a eliminar toxinas. Un equipo de Presoterapia puede ser sin duda el mejor aliado para devolverle a tu Sistema Linfático su normalidad. Las botas de Presoterapia ejercen una suave pero rítmica y constante presión desde los pies hasta los ganglios linfáticos situados en las ingles. El masaje linfático estimula la circulación de la linfa y deshace poco a poco los nódulos de grasa que provocan celulitis. Después de unas diez sesiones, sentirás que tienes unas piernas nuevas.  
  • ¿Sólo botas de Presoterapia o un set más completo? Parece lógico aconsejar las botas de Presoterapia para una dolencia que afecta directamente a tus extremidades inferiores, pero dependiendo de la gravedad del problema, la fajao los shorts de Presoterapia tambiénpueden complementar bien tu tratamiento. El Sistema Linfático no se limita a las piernas y los problemas circulatorios, de grasa o líquido retenido, tampoco. Por eso disponer de una máquina de Presoterapia y de varias prendas que puedas usar tanto por separado como combinándolas en una misma sesión, puede ser la mejor de las opciones.

Presoterapia para todos

La Presoterapia no está pensada sólo para gente presumida que cuida su estética. Ni es de uso exclusivo para deportistas. ¿Trabajas muchas horas de pie? ¿O todo lo contrario, atado/a un asiento? Si es así, la Presoterapia te conviene tanto como a cualquier otra persona. El síndrome de las piernas cansadas es la consecuencia lógica de muchas profesiones que conllevan un notable sedentarismo o poca movilidad.

Sizen Faja Abdominal

Personas que trabajan en bares o restaurantes, peluquerías, conduciendo transporte público, camiones de reparto, en labores de secretaría o administrativas…Todas ellas sufren más pronto que tarde los estragos de sus profesiones en su cuerpo y especialmente en sus piernas. Dolores y pinchazos en tobillos, rodillas, pantorrillas, muslos…toda la pierna acaba resintiéndose. Ya sabes. La Presoterapia es una gran parte de la solución que puede reducir mucho e incluso acabar con el síndrome de las piernas cansadas.  Recuerda acompañar tus sesiones del resto de hábitos saludables que te hemos recomendado y verás como muy pronto recuperarás no sólo la agilidad y bienestar en tus piernas sino también las ganas de pisar con más fuerza que nunca. 

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

SIZEN es presoterapia...
¡y mucho más!

¿Quieres participar en sorteos? Aprovechar nuestras promociones exclusivas, conseguir descuentos, descubrir el lanzamiento de nuevo producto o estar informado sobre la presoterapia y conseguir contenidos exclusivos. ¡Suscríbete!

Carrito
El carrito está vacío.

¡Ya casi está!

Recibirás un e-mail para que confirmes tu suscripción.

ebook-presoterapia-2 sizen

Descubre los beneficios de la presoterapia

Te contamos todo lo que necesitas saber de este tratamiento y nadie te explica.

Presoterapia SIZEN 6+

Participa en nuestro SORTEO y gana una SIZEN 6+

¿Conoces los beneficios de la presoterapia en casa? Tenemos preparado un divertido TRIVIAL, entre todos los participantes vamos a sortear una SIZEN 6+ valorada en 900€.

En SIZEN utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar y analizar tu navegación. Si continúas navegando o pulsas el botón "De acuerdo", estás aceptando su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies.

1
¡Hola! Bienvenido a SIZEN ¿Tienes alguna duda? Estamos deseando ayudarte. Escríbenos y te responderemos lo antes posible.